Los hermanos


Después de volver a recibir noticias de mi hermana, que ha pasado la noche bajo el cielo de la ciudad Alemana de Munich a causa de una cancelación de un vuelo, he vuelto ha recibir noticias de ella. Ella me ha inspirado para la entrada de hoy.

Sí, voy a hablar de los hermanos. Mayores, pequeños, chico, chica, rubio, moreno… Esos son nuestros hermanos. Los aliados contra los padres, nuestros rivales en nuestras batallas. Seres maravillosos. Yo os hablo desde el punto de ser el pequeño de dos hijos.

Mi hermana es, una persona maravillosa, la cosa que más quiero en este mundo. Muchas veces me pregunto si podría continuar viviendo si ella me faltase. En nuestras peleas, la odio y mucho, pero luego siempre espero la reconciliación para que volvamos a estar bien. Yo siempre estoy ahí cuando me necesita, al igual que ella. Pienso que ella esta más que yo, pero ella sabe que me tiene ahí para lo que quiera y sabe que daría mi vida por ella.

Yo soy una persona muy cariñosa, todo lo contrario que ella. Echo en falta tener una hermana que cuando me vea, me abrace y me de besos, pero ella no es así. Es una chica maravillosa, simpática, agradable, risueña, divertida, alocada… pero no es cariñosa. Cuando uno esta haciendo algo fuera de casa, y el otro esta en casa, nos echamos de menos, es algo mutuo.

Este ya es el segundo año que esta en Valencia estudiando, en un piso, en el que pasa toda la semana. Se va los domingos por la tarde y vuelve los viernes por la tarde. Recuerdo, que el primer año lo pase fatal. Pase de estar casi las 24 horas del día con ella, ha sola verla 48 horas. La semana se me hacía eterna, solo esperaba el vienes para ir a recogerla. La gente ve raro que dos hermanos, siendo chico y chica estemos tan unidos, pero es así. Y ahora, llevo dos semanas sin verla y el tiempo me pasa muy lento, es mi hermana, tenéis que entenderlo.

En mi familia, no nos gustan los tatuajes y todas esas cosas, pero siempre mi hermana y yo hemos dicho, que el único nombre que nos tatuaríamos es yo el suyo, y ella el mío. Estoy esperando que sea el viernes para que ella cuando llegue a la estación como todos los viernes me envíe un mensaje de whatsapp diciendo: ‘Príncipe, ¿estás en casa?’

Gracias por ser como eres, no cambies nunca.

Vicent Bañuls.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s